Esperar a una muchacha

A veces me siento en los parquesFeatured image
como si esperara a una muchacha.
O una ráfaga invernal.
O un perro vagabundo que lama mis pies.
A veces me siento en los parques
y me invento un motivo
ante el avance de cada minuto.
Y me invento una necesidad.
Y me invento un dolor.
A veces me siento en los parques
desacordonado y triste
y dejo que el tiempo me acorrale,
y que las hojas de los árboles me agredan.
Mientras, simulo esperar a una muchacha.

Anuncios

4 comentarios en “Esperar a una muchacha

  1. Delicia dijo:

    Qué tristeza me ha dado este poema, a mí a veces me sucede igual y me duele lo triste que se siente una cuando ve la gente pasar, acompañado o solo, pero pasando y una sentado ahí solo sin más compañía que la propia soledad. A mí se me quitan hasta los ánimos de simular que espero a un muchacho.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s