Nacido muerto

Grato es morir; horrible vivir muerto.
José Martí

Oh vengan, madres de la muerte, esperen
y beban de mis manos el buen vino
de la desdicha —acritud del destino—;
cuán rápido se olvidan los que mueren.

Y qué pronto se olvidan los que nacen
si llevan el estigma de la muerte.
Ah, soledad que logras imponerte,
tus fierros tan agudos me deshacen.

Mejor no renacer si mi cansado
cuerpo desde antes yace amordazado.

Ya todos mis recuerdos son cavernas
como toda sentencia es desistir.
Oh madres, ya es la hora de parir,
que el negro aborto salga entre sus piernas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s