Ofrendas al avance de los días

Aún ignoro las razones que ofreceré a los días
para salvar mi cuerpo.
Y si esto fuera todo lo que ignoro
podría tenderme sobre las huellas.
Pero aún no sé nada de los días
ni del cuerpo rabioso.
Creo que soy un animal hambriento que muere.
Y mis pómulos se enfrentan a la edad,
a los marinos, a los puños dolientes,
a las hojas que caen.
Tengo el cuerpo repleto de emboscadas.
Tengo prisa.
Mi cuarto es un lugar seguro cuando llueve.
Mi destino es un sitio seguro jamás.

Y la madrugada me asalta en cada amanecer.
Me devuelve a esa edad que, irremediablemente,
se va agrandando.

Anuncios

Un comentario en “Ofrendas al avance de los días

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s