Juegos de inocencia

Mi cuerpo desaprendido
flota entre la hierba doliente.
¿Dónde está la calma,FormatFactoryIMG_1143
la paz angustiosa del fulgor?
La niebla se ha situado en mis ojos
como un manto.
Melodía la que hierve en tus alas.
Anhelante la ilusión del joven que fui,
la embriaguez de las casas dormidas.
¿He de quedar pronto dispuesto a la tormenta?
Sólo me invito a recordar lo que no fue,
a deshacer sombras de llanto.
La nieve late en mi garganta.
La sangre, en mis rodillas, tiñe la yerba.
Tristes goces de la infancia
golpean mi pecho y me iluminan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s