Mutaciones de la espera

1
Envilezco en la espera.
La rabia de los perros se aposenta en mí,
la rabia de los mundos.
Siento acaudalarse
el odio para los amados.
Busco la certeza,
lo que se esconde en mí
como un antojo de demonios.

2
Ahora los minutos se detienen en su juego con el tiempo,
y todo es como un caudal vacío en la memoria,
como sentarse en un banco de estación,
en una silla de muerte.
Esperar por los trenes,
por los muros de la vigilia.
Abordar la nada. Su vacío circular.06 MUTACIONES DE LA ESPERA (2).jpg

3
Detenerse a esperar es una trampa,
como lo es no detenerse.
Igual estamos acosados.
Descreemos,
la rabia nos redime,
nos degrada.

La espera pútrida. La espera indolente.
La espera de los brutos. De los ingenuos.
La dolorosa espera de los cuerpos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s