Poema a tus manos

Todo soy aunque muera sin ser nada,manos vertical
y soy nada aunque muera siendo todo.
Solo voy, desafiando la alborada
de tus manos que son como un recodo.

Tengo culpas aún con tu mirada,
con tus labios dolientes, con tus codos.
Quiero nacer de nuevo en la quebrada
de tus piernas; buscar constante el modo

de ser parte de ti, ser en ti todo;
de fundirme en tus manos tan ansiadas,
en tus uñas a veces despiadadas,

en tus besos que sanan como el yodo.
Porque al tenerte no me importa el todo
ni la ultrajante y manifiesta nada.

Anuncios

No estoy cansado del cansado amor

Se ama solamente
aquello que envejece.
Luis García Montero

Tengo la ciega costumbre de amarte,1952 - Sequoia sunshine - Harold L. Van Pelt
de invocarte cien veces a mi lado.
Hay un río de luz a tu costado
donde muero de sed, sin olvidarte.

He buscado por siempre en cada parte
sin rendirme jamás. No estoy cansado
de procurarte mía. He pernoctado
en las horas innobles de la tarde.

Tu amor es la amplitud de mi tormento,
ese mal indolente que no llega;
tu amor es la verdad que me trasiega
y me deja inmolado sobre el viento.

Te quiero aunque no tenga amaneceres
la humilde tempestad de mis placeres.

Sobrevida

Ellos pagan la culpa que infundió
alma a su origen.
Paul Celan

Yo pago la culpa de no tener alma,
de haber nacido sin padres
en el siglo de la sobrevida.Sobrevida
La culpa de que otros usurpen

mi voz y mi llanto.

Me encierro en los miedos
por temor a lo sabido.

¡Es tan fácil parecer cobarde!

Cualquier sitio a donde me vuelvo
se torna agreste.

(Todas las trampas están hechas de sangre,
como los caminos y los gestos,
como los milagros y las madres sin parto).

Despierto todos los días a la nada abisal.
Recorro estas estancias donde muero.
Me pertrecho de olvido.
De alguna manera soy inmortal.

Todo el pasado

3e0ff666e064a9a77363a1f32f896e08 copiaTodo el pasado está a mi puerta
como un terco animal que no comprende.

Puñal anclado en la memoria.

Dolor del zafio golpe,
de la pálida ausencia.

Oh, pasado, palabras que no dije,
muchachas que no amé.

El pasado es mi falta de destino,
el miedo de los niños a morir,
ese viejo dolor que nunca llega.

Decir

Será mejor no decir nada
porque decir a veces me confunde,
¿qué hago mañana si no creo
las razonables cosas que hoy he dicho?

Self Portrait 1983 by Robert Mapplethorpe 1946-1989

Hay abrojos en el camino de la lengua.
Hay zarzales en las palabras de mi boca.

Todo es impuro, nada es acertado.
Qué limpidez en las voces tan muertas.

(Si quieres matar de qué vale fingir.
Si quieres morir de qué sirve engañar.)

Si la vida es todo cuanto tengo,
por qué estos puñales hirientes en mi boca.

Hay mil razones para callar.

La nada es una palabra inútil.

Días tempestuosos de hoy

…tumbas son de las que un glorioso fantasma
puede salir de un salto a iluminar los días tempestuosos de hoy.
Percy Bysshe Shelley

Cuán vacía encuentro esta calma —ojo de huracán.
Mi cuarto se inundó de peces hedientos.
Los aparté como pude.
Aún sangrando ante la pérdida del valor.
La soledad se alquiló en mi garganta
y la agonía de bendecir lo ausente10 DÍAS TEMPESTUOSOS DE HOY (2).jpg
cayó sobre mis muslos.
Aliento injertado en mis pupilas fue suficiente
para vivir este hoy y agradecer.
Ah, agradecer.
Mi vientre impugna la verdad.
Mis manos no asen la razón,
sino este llanto de padres sonámbulos.
Ah, cuerpo sumiso y apedreado,
no recuerdes, cuerpo, no recuerdes.
Ah, final oscuro, suspiro estéril.
Este abismo me recibe complaciente.
Estas horas son eternas como el miedo
de caer sobre
las yerbas domadas de la ilusión.

Yo que busco en la noche

La noche es buena para decir adiós.
José Martí

Yo, que busco en la noche maltratada
la dañosa piedad de los finales,
le temo a los impulsos desleales
que perviven en mi alma desolada.08 YO QUE BUSCO EN LA NOCHE (2).jpg

Yo, que caigo en las trampas de la nada
como un ciervo en oscuros lodazales,
desconozco la fuerza de los males
que me avientan en la hosca madrugada.

Crepúsculos de sombras que hoy padezco,
enfermedad plomiza del pasado,
cansino yo, doliente a mi costado,

colmándome el futuro que adolezco;
yo que hoy amo lo mismo que aborrezco,
yo que busco en la noche, maltratado.