Decir

Será mejor no decir nada
porque decir a veces me confunde,
¿qué hago mañana si no creo
las razonables cosas que hoy he dicho?

Self Portrait 1983 by Robert Mapplethorpe 1946-1989

Hay abrojos en el camino de la lengua.
Hay zarzales en las palabras de mi boca.

Todo es impuro, nada es acertado.
Qué limpidez en las voces tan muertas.

(Si quieres matar de qué vale fingir.
Si quieres morir de qué sirve engañar.)

Si la vida es todo cuanto tengo,
por qué estos puñales hirientes en mi boca.

Hay mil razones para callar.

La nada es una palabra inútil.

Días tempestuosos de hoy

…tumbas son de las que un glorioso fantasma
puede salir de un salto a iluminar los días tempestuosos de hoy.
Percy Bysshe Shelley

Cuán vacía encuentro esta calma —ojo de huracán.
Mi cuarto se inundó de peces hedientos.
Los aparté como pude.
Aún sangrando ante la pérdida del valor.
La soledad se alquiló en mi garganta
y la agonía de bendecir lo ausente10 DÍAS TEMPESTUOSOS DE HOY (2).jpg
cayó sobre mis muslos.
Aliento injertado en mis pupilas fue suficiente
para vivir este hoy y agradecer.
Ah, agradecer.
Mi vientre impugna la verdad.
Mis manos no asen la razón,
sino este llanto de padres sonámbulos.
Ah, cuerpo sumiso y apedreado,
no recuerdes, cuerpo, no recuerdes.
Ah, final oscuro, suspiro estéril.
Este abismo me recibe complaciente.
Estas horas son eternas como el miedo
de caer sobre
las yerbas domadas de la ilusión.

Yo que busco en la noche

La noche es buena para decir adiós.
José Martí

Yo, que busco en la noche maltratada
la dañosa piedad de los finales,
le temo a los impulsos desleales
que perviven en mi alma desolada.08 YO QUE BUSCO EN LA NOCHE (2).jpg

Yo, que caigo en las trampas de la nada
como un ciervo en oscuros lodazales,
desconozco la fuerza de los males
que me avientan en la hosca madrugada.

Crepúsculos de sombras que hoy padezco,
enfermedad plomiza del pasado,
cansino yo, doliente a mi costado,

colmándome el futuro que adolezco;
yo que hoy amo lo mismo que aborrezco,
yo que busco en la noche, maltratado.

La palabra

04 LA PALABRA (2).jpgHe mentido con la palabra
con que he dicho la verdad.
Cuánto ultraje en los días.
Cuánta astucia en las piedras.
¿Cómo podré
salvarme de no ser
el mismo cada día?
¿Cómo escribiré la palabra
que se niega a sí misma?
Tal vez la muerte
es el principio de otra vida.
Tal vez la vida
es la única oportunidad.
Todo es incierto como esa palabra,
todo y nada, palabras.

Salvación del amor

Aún me pregunto cuántos planetas habrán extraviado sus órbitas
para que la ruta de los destinos
se trastocara en miradas que no nos prodigamos.
Aún siento la duda atroz de los sueños,
temor a despertar vacío.

Tu voz me aleja de los fracasos,
de las estancias
donde el pasado es penumbroso.
Tu voz me deja en frágil desnudez
frente a la búsqueda de lo desconocido Seguir leyendo